BLANQUEAMIENTO DENTAL

Nuestro tratamiento de blanqueamiento dental es rápido, sencillo y eficaz.

Embellece tu sonrisa y en consecuencia aumenta tu autoestima, ya que permite aclarar el color de los dientes de forma rápida e indolora. Esto se consigue con la aplicación de agentes que blanquean los dientes, como el peróxido de carbamida o de hidrógeno. 

Para poder realizar el blanqueamiento hay que asegurarse previamente de que no existe presencia de caries en los dientes. Es también necesario realizar una higiene dental profesional previa, para garantizar un resultado final satisfactorio.

Para lograr efectos más duraderos recomendamos que los pacientes complementen los blanqueamientos realizados en la clínica con el uso de un agente blanqueador en casa.

Sin embargo, para pacientes fumadores o con malos hábitos higiénicos, el blanqueamiento dental puede no ser suficiente para lograr aclarar el color. En estos casos, recomendamos una solución estética definitiva como son las carillas dentales.

Preguntas frecuentes sobre el blanqueamiento dental

¿En qué consiste el tratamiento de blanqueamiento dental en clínica?

El blanqueamiento dental profesional es una técnica que se realiza en la clínica aplicando un gel liberador de oxígeno (peróxido de hidrógeno o de carbamida) sobre la superficie exterior de dientes. 

Con la aplicación de una luz LED, para acelerar el proceso, se consigue el aclarado de la dentina gracias al gel blanqueador que permeabiliza el esmalte dental.

La duración de una sesión es de 45-60 minutos y consigue reducir entre 4 y 10 tonos el color del diente.

¿Qué es el blanqueamiento domiciliario y qué ventajas aporta?

El blanqueamiento domiciliario es una técnica que se realiza en casa mediante la aplicación de un gel blanqueador en el interior de unas fundas que se colocan sobre los dientes durante toda la noche o durante una hora al día; en función de la concentración del blanqueador y de la sensibilidad al frío que pueda presentar el paciente.

El blanqueamiento en casa suele complementar el blanqueamiento realizado en clínica. Proporciona un mejor resultado del blanqueamiento y permite al cliente repetir aplicaciones posteriores en casa para mantener durante un mayor tiempo sus dientes más blancos.

¿Cómo se realiza el blanqueamiento domiciliario?

Este blanqueamiento en casa se inicia con la toma de registros de la boca del cliente para la confección de unas fundas plásticas transparentes que sirven para albergar el gel blanqueador.

El paciente rellenará estas fundas de gel blanqueador tal como le será indicado y se colocará las fundas el tiempo que le indicaremos en función de la concentración del gel blanqueador.

¿El blanqueamiento dental tiene algún riesgo?

El blanqueamiento dental es un tratamiento sencillo e indoloro. Sin embargo, en un número reducido de casos puede haber algún efecto secundario, como:
- Sensibilidad dental al frío.
- Irritación de encías.

Estos inconvenientes suelen ser leves y rápidamente recuperables.

¿Cualquiera puede hacerse un blanqueamiento?

Sí, cualquier persona con una boca sana puede hacerse un blanqueamiento dental clínico. No se recomienda para personas que  tengan caries, inflamación de las encías o sensibilidad dental, ya que podría aumentar estos problemas.

¿Se daña el esmalte con el blanqueamiento?

No. El blanqueamiento permeabiliza el esmalte del diente con la finalidad de blanquear la dentina que es el tejido que otorga el color al diente.

El esmalte se mantiene intacto tras el tratamiento de blanqueamiento dental. Generalmente el esmalte recupera su estructura 3 días después de la finalización del blanqueamiento dental.

¿Cuánto dura el efecto del blanqueamiento dental?

En general, los resultados del tratamiento se mantienen durante un año. Dependerá también del paciente y de sus hábitos alimenticios e higiene bucal. El blanqueamiento domiciliario alarga este periodo. 

¿El tratamiento de blanqueamiento dental duele?

No, sólo puede sentirse una mayor sensibilidad al frío que desaparece en los siguientes 3 días. Se recomienda no tomar bebidas frías o calientes durante ese periodo.

¿Puedo comer después del tratamiento de blanqueamiento dental?

Después de hacer un blanqueamiento dental, el esmalte está más sensible y permeable, por lo que se recomienda una dieta “blanca” durante 3 días.

Después del tratamiento se deben evitar frutas cítricas como el limón, el kiwi y el tomate; así como las bebidas demasiado calientes o frías y bebidas o alimentos muy oscuros como el chocolate, el vino tinto o las cerezas.

¿Cuántas sesiones necesito para blanquear mis dientes?

Una única sesión de 45-60 minutos puede bastar consiguiendo aclarar el color de los dientes entre 4 y 10 tonos. 

Recomendaciones para mantener el blanqueamiento dental

Se recomienda seguir una dieta blanca durante los 3 días siguientes al tratamiento y cepillarse bien los dientes unos minutos después de haber comido.