El mal aliento o halitosis, se define como un olor desagradable proveniente del aliento de una persona. No es necesariamente una enfermedad pero es un signo que nos indica que algo puede no estar bien en nuestro organismo.

Halitosis o mal aliento

Algunos trastornos o patologías pueden provocar el mal aliento, pero el relacionado con una mala higiene oral es el más frecuente, y está ocasionado ocasionado por algunas de las bacterias de la boca al segregar compuestos de azufre.
Las claves para poder actuar frente la Halitosis, es determinar el motivo que la provoca con el fin de tomar las medidas oportunas. Una higiene oral deficiente, de forma que la placa bacteriana y la comida pueden permanecer en los dientes, puede provocar Halitosis. Una higiene adecuada incluye el cepillado dental después de cada comida, cepillado lingual (la lengua es la mayor fuente de halitosis) e hilo dental, además de la limpieza de las prótesis con los productos recomendados en los casos que se utilicen.

"Causa de la Halitosis = Solución del caso"

Una de las preguntas más habituales que nos hacen nuestros pacientes es cómo combatir, eliminar o curar la halitosis. Nuestra respuesta es siempre la misma: la tasa de éxito es muy elevada debido a que el tratamiento utilizado está directamente relacionado con el tipo de halitosis diagnosticada (es decir, con el origen del problema”).

Nuestra misión es ofrecer una solución a las personas que tienen este problema; pero hacerlo, eso sí, con una buena base diagnóstica que nos asegure la causa del problema para poder tratarla.