La endodoncia (terapia endodóntica) es un tratamiento que se realiza sobre piezas dentales que sufren de pulpitis irreversible o inflamación de la pulpa dentaria (más conocida como nervio dental). Este tratamiento garantiza la retirada de la pulpa dañada sin perder el diente. Es un tratamiento conservador cuyo objetivo es evitar la pérdida del diente.

La pulpitis o inflamación del nervio dental puede tener varias causas: bacteriana, traumática, química, etc. La irreversibilidad de esta inflamación suele proceder de un estado reversible que no se trató en su momento. La endodoncia es inevitable en estos casos y evita la extracción de piezas dentales. Es un tratamiento que se realiza con anestesia, sin dolor.